Energía para cocinar en Madagascar [Estudio 2019].

11/01/2019. Siempre se nos ha dicho que utilizar el carbón como energía para cocinar es un error, que degrada el medio ambiente y que en lugar del carbón deberíamos utilizar gas o cualquier otro tipo de energía renovable. ¿Pero eso ha cambiado hoy?

Por lo tanto, queríamos saber qué energía doméstica usan los hogares para cocinar en 2019. Así que salimos a las calles de Antananarivo para interrogar a unas 771 personas sobre sus hábitos. Sobre la energía utilizada por la gente de Antananarivo para cocinar.

El carbón, la estrella de la cocina para los tananarivianos

No es sorprendente que la encuesta revele que el carbón sigue siendo la energía para cocinar más utilizada por los tananarivianos: el 91% de los encuestados la utilizan en general. El 12% utiliza todos los aparatos eléctricos de cocina, el 7% utiliza «kitay» (leña), el 5% utiliza el gas doméstico y un escaso 0,26% utiliza la energía solar.

En cuanto a lo que los hogares usan principalmente para cocinar, el 87% prefiere el carbón, el 7% prefiere la electricidad, el 4% usa el kitay. Cabe señalar que para estos 4%, estamos hablando de los que sólo usan el kitay para cocinar y no los que usan parte de él para encender el carbón. Finalmente, sólo un pequeño 2% utiliza principalmente gas doméstico.

El famoso kitay menaka, nuestro mejor aliado para hacer fuego...
El famoso kitay menaka, nuestro mejor aliado para hacer fuego…

En cuanto al presupuesto mensual asignado a la compra de carbón, resultó que el 37%, o más de un tercio de los usuarios gastan entre 15,000 y 20,000 ar, el 19% gasta de 20,000 a 25,000 ar, 16% entre 10,000 ar a 15,000 ar, y 11% entre 25,000 ar y 30,000 ar.

Para el resto, los resultados son los siguientes:

  • El 9% gasta entre 30,000 ar y 40,000 ar
  • 4% gasta entre 40,000 ar a 50,000 ar
  • 1% gasta entre 5,000 ar a 10,000 ar
  • 1% gasta 50,000 ar y más
  • 1% gasta menos de 5,000 ar

También preguntamos a los usuarios de carbón dónde cocinaban. El 67% nos dijo entonces que preparan sus comidas en una cocina separada, mientras que el 19%, debido a la falta de cocina, preparan sus comidas directamente en sus casas. Finalmente, el 12% tiene una cocina al aire libre.

La opinión de los tananarivianos sobre los electrodomésticos

También como parte de la encuesta, aprovechamos la oportunidad para plantear el tema de los electrodomésticos con nuestros encuestados. Resultó que sólo el 38% de los tananarivianos tienen electrodomésticos en casa.

Entre los que no lo hacen, el 55% (más de la mitad) justifican sus elecciones por el hecho de que consume demasiada electricidad. Entonces el 29% lo encuentra demasiado caro, el 11% no está interesado en él y el 2% restante no tiene ninguno porque simplemente no tienen electricidad. Finalmente, el 3% no quiso hacer comentarios sobre el tema.

En cuanto al tipo de electrodoméstico utilizado, el refrigerador ganó la carrera con el 60% de los tananarivianos que poseían al menos uno.

El siguiente viene:

  • el mezclador para el 53% de ellos
  • la olla arrocera para el 37%
  • la tetera por 14%
  • el horno eléctrico para el 13%
  • la cafetera por 5%
  • el procesador de alimentos por 4%
  • la freidora por 2%
Sí, el 60% de los tananarivianos tienen una nevera, pero aún así tan llena, no sabemos :)
Sí, el 60% de los tananarivianos tienen una nevera, pero aún así tan llena, no sabemos :)

Cuando se les preguntó sobre su experiencia con la calidad de los electrodomésticos vendidos en el mercado, algo menos de la mitad de los encuestados (45%) admiten que los encuentran de bastante buena calidad. El 44% piensa que son de buena calidad, luego el 6% piensa que son de mala calidad. Finalmente, el 3% dice que los encuentra de bastante mala calidad y el 2% no dio su opinión.

Lo que podemos aprender de esta encuesta sobre la energía para cocinar en Madagascar

Según los resultados de esta encuesta, el carbón vegetal sigue siendo el principal combustible doméstico de Madagascar: una gran mayoría de los tananarivianos (91%) lo utiliza diariamente y el 87% lo utiliza principalmente para cocinar. Básicamente, todos los intentos de hacernos entender en la escuela y todas las acciones para concienciar sobre los peligros de la deforestación han sido en vano. Así que nos mantenemos en nuestra posición: ¡carbón forever!

Esta situación es igualmente alarmante si se tiene en cuenta que alrededor de 100 000 hectáreas de bosque se queman cada año en el país y que el 45% de nuestros bosques han desaparecido en los últimos 60 años (fuente: estudio del CIRAD, 2018).

La situación es bastante paradójica ya que la encuesta también reveló que el 93% de los tananarivianos son conscientes de que el uso de carbón vegetal daña nuestro medio ambiente. Entonces, ¿por qué seguimos usándolo?

Bueno, resulta que el 62% de los encuestados usan este combustible simplemente porque no tienen otra opción. Sin embargo, no hay escasez de fuentes de energía alternativas en el mercado, como las briquetas de carbón (hechas de polvo de carbón y productos naturales), las estufas de etanol, la fatana mitsitsy (o estufas de ahorro de energía), las cocinas solares, el gas doméstico, etc. No son muy populares entre los malgaches, probablemente porque todavía no están al alcance de todos los hogares, especialmente los de las zonas rurales.

Si el carbón es popular entre los malgaches como energía para cocinar, ¿es finalmente porque no tienen otra opción?
Si el carbón es popular entre los malgaches como energía para cocinar, ¿es finalmente porque no tienen otra opción?

Para el resto, el 21% de los que utilizan el carbón como energía para cocinar admiten que lo usan de todos modos porque es fácil de encontrar y el 11% porque es la energía más barata del mercado. Afortunadamente, sólo a un miserable 0,32% le importa un bledo el impacto ambiental de su consumo de carbón. Uf.

Finalmente, concluyamos diciendo que el 71% de los tananarivianos dicen estar satisfechos con la principal energía que usan para cocinar. Esto es cierto tanto para el carbón (71% satisfecho) como para otros tipos de energía para cocinar (72% satisfecho). Una mayoría que, por lo tanto, no siente la necesidad de cambiar sus hábitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here